¡Mamá, en Twitter no me hacen caso!

15 Abril 2015 | Sin comentarios

¿Te sientes ignorado en Twitter? No eres menos simpático, ni tienes menos gracia, ni eres menos interesante… ni siquiera tienes que acudir al psicoanalista. Si, como yo, eres un veterano tuitero (dícese del que lleva más de un lustro en esta red) habrás notado un cambio. Pero tranquilo, no es por ti.

Antes Twitter era algo de unos pocos, íntimo. Al hacerse casi universal tiene la ventaja de poder encontrar a muchos individuos. Pero su uso ha cambiado extremadamente. Las leyes de la física y las matemáticas le son aplicables, como lo son al resto de redes y a la propia naturaleza.

Antes seguíamos a 30 ó 40. Ahora casi todos seguimos a más de 500. Digamos que de media escriben cuatro tweets. Son 2000. Si las horas en que se concentran son cinco, son 400 tweets a la hora, casi siete por minuto. Ahora, ten en cuenta que dedicamos huecos de 10 minutos para revisar nuestro timeline. Si tuiteas durante esos 10 minutos, tendrás la oportunidad de que tu tweet sea leído, por un seguidor concreto, entre otros 70. ¡Si no es en esos 10 minutos… ninguna!

¿Cómo conseguir que nos vean? A diferencia del de Facebook que es virtual, el muro de Twitter es real: aparece en tiempo real lo que se esté tuiteando. Si antes tuiteábamos algo 2 ó 3 veces para que tuviera eco, ahora, con diez veces más seguidores de media, tendremos que hacerlo 20 ó 30. ¡No tengas miedo de ser pesado! No es el email. Si sales en los 10 minutos de lectura te verán, si no, pasarás a formar parte de los tweets de nunca jamás.

También es buena idea, en contra de lo que pueda parecer, poner varios tweets seguidos. Será más fácil que te vean entre los 3 ó 4 que caben en la pantalla del móvil y a una velocidad media de scroll de unos cinco tweets por segundo !! Son aplicables, por tanto, las técnicas de merchandising para el lineal en retail, donde el número de facings, entre la velocidad a la que llevamos el carrito, nos da las centésimas de segundo que tenemos para que nos vean. Lógicamente, incluir foto multiplica las posibilidades de que nos vean. Y una infografía, la de que nos lean. Siempre tenemos la opción de promocionar el tweet: en ese caso, como si se tratara de magia flotante, nuestro tweet aparecerá siempre en segunda posición.

Otra tendencia se añade a este factor estadístico es el tipo de uso: cada vez se lee menos. Lo que llamábamos microblogging se ha convertido en un moderno teletipo. Stop. En poco tiempo, los seres racionales no serán capaces de leer más de 150 caracteres sobre un mismo tema. Se leen titulares, como quien hojea el periódico, y se lee poco. Si son tiempos duros para el twitter imagina para el blogger !!

Imagen: freedigitalphotos.net

Comentarios

Aún no hay comentarios.