5 claves de WhatsApp para entender su compra

23 Febrero 2014 | Sin comentarios

Todo el mundo sabe que Facebook ha adquirido WhatsApp por 19 mil millones de dólares. ¿Una cifra disparatada? A mí también me lo pareció hasta que profundicé en cuáles son los motivos de la compra. Es posible que WhatsApp no sea la mejor herramienta, ni la más segura. Pero el usuario la ha elegido. Un preadolescente como Facebook aún está a tiempo de ser protagonista en la nueva forma de vivir y relacionarnos y eso no tiene precio. Os dejo sólo 5 claves y creo que os sobrarán tres para convenceros de ello.

1. La cuota de bolsillo del usuario
¿Cuál es el negocio de Facebook? ¿La publicidad? ¿Las redes sociales? No, su negocio es conectar al máximo número de personas y que pasen la mayor parte de su tiempo en sus dominios. Antes esto estaba limitado al tiempo que estuvieran frente al ordenador. Hoy con el móvil el límite son las horas que estamos despiertos y la mayor competencia es el bolsillo del usuario. Es como si un comercio pudiera comprar las principales avenidas de una ciudad. No podría obligar a los transeuntes a entrar en las tiendas, ni siquiera a mirar escaparates. Pero nadie dudaría de que se trata de un inteligente movimiento estratégico.

Ante los inversores, Zuckerberg (“montaña de azúcar” en alemán) reconoció que WhatsApp (450 millones de usuarios activos al mes) es la única app que cuenta con más vinculación y mayor porcentaje de gente usándola a diario (un 70%) que el mismo Facebook, y que espera que alcance los mil millones de usuarios en pocos años. Si siguiera al actual ritmo de crecimiento (un millón de usuarios más al día según Mashable) alcanzaría la cifra en agosto de 2015, con algo más de seis años de vida. Mientras que Facebook tardó ocho años (los alcanzó en octubre de 2012) y en el último trimestre de 2013 (con casi 1.230 millones, según Statista) crecía a razón de unos 440.000 usuarios diarios (Twitter menos de 100.000). Para el CEO de Facebook esto vale el 10% de su capitalización.

2. El negocio es intrínseco
El negocio, por tanto, no es la publicidad, que Koum ha rechazado desde el principio: “cuando recibes un mensaje de tu pareja, familia o amigos, lo único que quieres es responderles, no que te distraigan con publicidad. Los Smartphones son tan pequeños y personales que poner ahí publicidad no está bien. Cuando insertas publicidad tu cliente se disocia del usuario y pasa a ser el anunciante, por lo que tus ingenieros se dedican a hacer mejores anuncios. Lo que queremos -dijo Koume hace tiempo en una entrevista a Fast Company- es construir una mejor experiencia de usuario que viene de entender cómo la gente usa el móvil”. El resultado: 1.200 mensajes al mes envía el usuario medio, recibe 2.200 y sube 40 fotos. En enero se enviaron 50.000 millones de mensajes… ¡cada día!

WhatsApp hace realidad la utopía del marketing viral, de productos que se venden solos, sin publicidad. Haciendo un producto suficientemente convincente y sencillo para que quien lo pruebe se lo cuente a sus amigos. Albergar tal cantidad de conversaciones mundiales es acumular mucho poder en términos de información. Estoy convencido de que aún estamos ante una versión muy rudimentaria cuyas funcionalidades perfeccionadas pueden ser merecedoras de un pago premium, igualmente insignificante en relación a su utilidad. En todo caso, será fácil derivar la rentabilidad de un conocimiento tan profundo del usuario universal hacia Facebook o hacia herramientas que estén por venir.

3. El mundo es móvil
Koum fundó WhatsApp sobre la base de que iPhone sería el futuro, no sólo un dispositivo, sino “una extensión de ti mismo“. De los 700 millones de usuarios diarios de Facebook, más de dos tercios se conectan a través del móvil. Los anuncios en el móvil (con poco más de un año de vida) hacen el 41% de sus ingresos (más de 655 millones de dólares). Los usuarios móviles pasan uno de cada cinco minutos en Facebook, frente a uno de cada siete que dedican los usuarios web. A principios de 2012 Facebook sólo tenía 20 personas en su equipo central dedicado al móvil, que hacían -según Cory Ondrejka, VP de ingeniería móvil de Facebook- un cambio en la app cada tres meses, comparado con dos cambios diarios en la web.

Hoy Facebook quiere ser una compañía con prioridad móvil. Zuckerberg ha subrayado que esta compra potencia la misión de Facebook de hacer el mundo más abierto y conectado, y su proyecto Internet.org de proveer acceso a internet a dos tercios del mundo aún por conectar. El mayor crecimiento se espera que se produzca en mercados emergentes donde el uso del móvil se disparará en los próximos años y donde precisamente WhatsApp es muy popular (como India, donde tiene 30 millones de usuarios).

4. El talento se paga
WhatsApp funciona con un pequeño equipo de 50 personas que crearon la plataforma de la noche a la mañana. Esto es un bombazo para las grandes empresas frente a una creciente capacidad disruptiva de transformar industrias. El secreto está cada vez más en el talento, que es uno de los principales activos que ha adquirido Facebook con esta compra. La clave diferencial de las startups es que se enfocan obsesivamente en una sola cosa, como WhatsApp en la experiencia de cliente. Facebook dejará que siga funcionando de forma autónoma permitiéndole mantener el entusiasmo.

5. La competencia
Facebook se asegura que es él -y no Google u otro- quien se queda con WhatsApp y evita el riesgo de que éste le deponga como rey de las redes sociales. Los recursos de Facebook, por otra parte, ayudarán a no relajarse frente a fuertes competidores como el chino WeChat (270 millones de usuarios activos), el japonés Line (350 millones registrados), Viber, Kik (100) o ChatON.

Además WhatsApp y el resto de messengers privará de unos 33.000 millones de dólares de ingresos a los operadores de telefonía este año, según Ovum, que estima que que en 2016 serán 54.000. Las telecos han estado cobrando por los SMS, en los que casi todo es beneficio, dándoles unos ingresos, según Mashable, de unos 100.000 millones. Ahora se ven forzados a incluirlos en planes más amplios como ya ocurría en Estados Unidos.

Para terminar de entender la operación hay que mirar los detalles financieros, ya que Facebook no está desembolsando 19 mil millones en la cuenta de Jan y Brian, como hemos podido imaginar: 4.000 sí son en metálico, 12.000 en acciones de Facebook más otros 3.000 en acciones a lo largo de cuatro años. ¿Qué es sino intercambiarse expectativas? Es difícil poner un precio a esta apuesta estratégica. Pero con estas claves resulta más difícil asegurar que los accionistas de Facebook no saben lo que hacen.

ACTUALIZACIÓN: El anuncio el lunes en el MWC de que WhatsApp agregará llamadas de voz a partir del próximo trimestre confirma que el negocio de FB-WA va más allá de las redes sociales y mensajería, abarcando la mayor cuota posible de usuario digital o, mejor visto, de tiempo-despierto del usuario.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

moncler pas cher moncler pas cher moncler pas cher moncler pas cher moncler pas cher moncler pas cher moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online happiness outlet happiness outlet happiness outlet happiness outlet happiness outlet usb backpack usb backpack usb backpack usb backpack usb backpack sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher sac goyard pas cher golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet golden goose outlet mcm outlet online moose knuckles outlet usb backpack outlet happiness outlet happiness outlet shoes down jackets outlet cappotti italia outlet fjallraven outlet